Es cierto que aprender matemáticas, literatura o música es importante, pero existen unas habilidades fuera de las asignaturas escolares que merece la pena incluir en el aprendizaje del niño. A una temprana edad es cuando mejor se pueden potenciar ciertas cualidades que ayuden a los más pequeños a manejar sus emociones, mejorar su autoestima o potenciar habilidades como la comunicación y la empatía. De hecho, los estudios realizados demuestran que los niños con capacidades emocionales y sociales son más felices y tienen mayor éxito tanto familiar como escolar.

kleiner junge ganz groß

 

logocrecebien-tamano-folioHoy os presentamos a Crece Bien, una escuela que cuenta con más de una década de experiencia en el sector, lo que transmite una gran confianza y tranquilidad. Organiza clases y  talleres de inteligencia emocional que reúnen a niños en grupos de su misma edad, con un sistema divertido y contrastado, siempre guiado por psicólogos educativos. Además ofrecen una sesión de asesoramiento gratuito inicial para valorar las necesidades que en cada caso se presentan.

Esta escuela apuesta por un aprendizaje basado en la teoría de las inteligencias múltiples, donde los niños cada día pueden descubrir nuevas experiencias musicales, corporales, visuales o emocionales. En definitiva, se trata de un complemento educativo necesario a las asignaturas escolares imprescindibles.  ¡Y qué mejor manera que realizarlo de forma divertida!

 

La presencia de esta escuela de desarrollo emocional y social en esta feria de educación innovadora se hacía imprescindible porque encaja perfectamente con la filosofía del evento: un espacio que pretende ensalzar el juego como herramienta educativa.